Poco se sabe de la importancia de los organismos colegiados para el ejercicio profesional, empecemos entonces por definir que es un Colegio, de acuerdo a la Real Academia de la Lengua Española, un colegio es una sociedad o conjunto de colegas de la misma dignidad o profesión, cuya principal finalidad es defender los intereses colectivos y encontrar representación ante el Estado y demás grupos de poder; así como la vigilancia, disciplina, actualización de conocimientos y defensa de la calidad de los servicios que se prestan a los usuarios.

Para pertenecer a un Colegio de Profesionistas es indispensable contar con un título profesional o estar habilitado de acuerdo a la Ley. En el caso de México, es requisito contar con la cédula profesional que autorice el ejercicio profesional.

En México, el ejercicio de la Sexología ha ido diversificándose con el surgimiento de instituciones -principalmente privadas- de educación superior, que cuentan con programas de posgrado con reconocimiento de validez oficial, para la formación de recursos humanos en varias ramas y subramas de esta disciplina científica: Educación de la Sexualidad, Sexología Clínica, Consejería en Sexualidad, Sexología de la Discapacidad, Sexualidad Humana, entre otras, la finalidad principal de estos programas es atender las demandas sociales, para favorecer el bienestar y la salud sexual y atender las dificultades derivadas de factores orgánicos, emocionales y socio culturales que afectan la sexualidad de las personas.